About Us    Donate    

Caballos y Animales de Granja:
Temas de Salud

Bookmark and Share

Text Size

Current Size: 100%

La Sinusitis en los Caballos

Términos Asociados:

Enfermedad Dental, Empiema, Endoscopia (Sinoscopia), Secreción Nasal, Enfermedad de los Senos Paranasales, Trepanación, Sinusitis

Resumen: 

Los senos paranasales son cavidades llenas de aire que están dentro de la cabeza del caballo. Los senos paranasales también incorporan algunas de las raíces de premolares y molares maxilares (dientes del carrillo superior), facilitan el paso de los nervios faciales y se extienden alrededor (por encima y por debajo) de los ojos de los caballos y terminan alrededor de la cresta facial. La cabeza del caballo se ha adaptado de forma excepcional y ha desarrollado seis pares de senos paranasales: los senos frontal, esfenopalatino y maxilar, y los senos de los cornetes dorsal, medio y ventral. El seno maxilar es el seno paranasal de mayor tamaño y se divide en dos partes (rostral y caudal) por medio de un fino tabique. Muchos de los senos paranasales también se comunican con otro: los senos maxilares se comunican con el seno frontal, y el seno frontal tiene una gran comunicación con el seno del cornete dorsal. En los caballos sanos, la mucosidad producida por el revestimiento de los senos fluye a través de estos y hacia el interior de los conductos nasales. El hueso que recubre los senos paranasales es muy fino y puede deformarse fácilmente debido a una enfermedad.

La sinusitis consiste en la inflamación o infección de uno o más de los senos paranasales y es la enfermedad que se encuentra con más frecuencia en los senos paranasales. Se clasifica como primaria o secundaria y aguda o crónica. La sinusitis primaria se define como una infección en el seno paranasal, habitualmente de origen bacteriano, que provoca una acumulación de pus dentro del seno paranasal. La sinusitis primaria es habitualmente el resultado de una infección en las vías respiratorias superiores y en la mayor parte de los casos está provocada por la especie de bacteria Streptococcus. Habitualmente afecta a todas las cavidades de los senos paranasales, pero puede estar confinada al seno del cornete ventral. Sin embargo, es más frecuente la sinusitis secundaria. La sinusitis secundaria es una infección de los senos paranasales como resultado de otra causa primaria, como una infección de la raíz del diente, una fractura ósea o un quiste en el seno paranasal. Lo más probable es que las últimas cuatro muelas provoquen una sinusitis secundaria, dado que estas muelas están contenidas dentro de los senos maxilares. El empiema se refiere a un exudado purulento dentro del seno paranasal, pero no es necesariamente un sinónimo de sinusitis crónica.

Manifestaciones Clínicas: 

El signo más frecuente de la sinusitis (tanto primaria como secundaria) es la secreción nasal. La secreción nasal normalmente sale solo del lado del seno afectado (unilateral) (figura 1). El aspecto y el tipo de secreción son variables, y puede tener pus o sangre, y haber dolor o no. Otros signos clínicos incluyen:

  • Hinchazón facial unilateral (Figura 2)
  • Epífora (lagrimeo del ojo)
  • Matidez a la percusión de los senos paranasales
  • Ruido inspiratorio
Diagnóstico: 

El veterinario empezará por realizar un examen físico completo antes de realizar cualquier otro diagnóstico. El diagnóstico adicional puede incluir:

  • Endoscopia: Una endoscopia de los conductos nasales y la garganta puede ayudar a determinar dónde se origina la secreción nasal. En ocasiones se pueden ver un material purulento, una masa tumoral o sangre en ocasiones en los conductos nasales que comienzan en la abertura nasomaxilar (Figura 3).
  • Radiografías (rayos X): Las radiografías de la cabeza pueden poner de manifiesto líneas de líquido, quistes sinusales, masas tumorales sólidas o cambios en el hueso circundante asociados con una neoplasia o una enfermedad dental (Figura 4). Si hay una gran cantidad de exudado, puede ser difícil identificar la causa de la sinusitis en las radiografías, y es posible que haya que eliminar el exudado para mejorar la evaluación radiográfica.
  • Sinocentesis: La sinocentesis implica realizar un pequeño orificio a través del hueso hacia el interior del seno paranasal y usarlo para obtener una muestra de líquido del seno paranasal para examinarlo y realizar un cultivo. Habitualmente se puede realizar con el caballo de pie. El orificio también se puede usar para lavar el seno paranasal si hay material purulento (pus). 
  • Sinoscopia: La sinoscopia se realiza haciendo una pequeña abertura a través del hueso que se superpone al seno paranasal e introduciendo un endoscopio flexible en el seno para evaluar (y potencialmente tratar) la enfermedad subyacente. Esto se realiza habitualmente con el caballo de pie bajo sedación.
  • Tomografía computarizada (TC): Una exploración por TC puede ayudar a determinar la enfermedad del seno paranasal de la forma más completa al proporcionar una imagen en 3D de los senos paranasales y las estructuras circundantes. Habitualmente, las exploraciones por TC requieren anestesia general, pero rara vez están indicadas en las fases iniciales del diagnóstico.
Tratamiento: 

Con independencia de si la sinusitis es primaria o secundaria, el objetivo del tratamiento es tratar la causa subyacente de la sinusitis y restablecer los mecanismos de drenaje natural de los senos paranasales del caballo. 

La sinusitis paranasal primaria se resuelve habitualmente con lavado y tratamiento antibiótico sistémico. Como excepción, están los casos en que el exudado se espesa y obstruye el flujo adecuado a través de los conductos nasales. En casos de sinusitis secundaria, debe tratarse también la enfermedad primaria para resolver por completo la sinusitis. Los tratamientos quirúrgicos que pueden usarse para eliminar el exudado y proporcionar drenaje adicional, en caso necesario, incluyen la trepanación del seno paranasal y la sinusotomía.

  • Trepanación del seno paranasal: La trepanación del seno paranasal afectado permite el lavado del seno y la instilación de antibióticos directamente en el seno, si están indicados. La trepanación se realiza con el caballo de pie bajo sedación y anestesia local. Se retira un pequeño círculo del hueso que se superpone al seno paranasal afectado (~10 mm) y se inserta un catéter en el orificio, que se mantiene varios días, para facilitar la irrigación y el lavado regulares (Figura 5). La producción de líquido y secreciones procedentes de las fosas nasales es una buena señal, que indica que hay una vía de drenaje clara de los senos paranasales. El número de lavados depende del grado y el tipo de infección. Repetir la endoscopia y la falta de una secreción nasal continua son dos formas de evaluar que se ha resuelto la sinusitis. 
     
  • Sinusotomía: Si la sinusitis persiste o si no se puede establecer un buen drenaje, puede ser necesaria una técnica quirúrgica más agresiva. Se crea una sinusotomía, o colgajo óseo, bajo anestesia general en el seno paranasal afectado (Figura 6). Se puede limpiar el seno paranasal y se puede establecer un drenaje adecuado en el interior del conducto nasal. La hemorragia puede ser una complicación de la cirugía de senos paranasales, pero esto depende de la causa exacta de la sinusitis. Es posible que se tapone el seno paranasal para ayudar a reducir la hemorragia y este taponamiento a presión habitualmente se retira uno o dos días después de la cirugía a través de la fosa nasal con el caballo de pie.

En casos de sinusitis secundaria provocada por enfermedad dental, el diente afectado se puede extraer bajo sedación de pie o bajo anestesia general. Después de la extracción, el alvéolo dental habitualmente se lava y se tapona con un material no absorbible para evitar una nueva contaminación del seno paranasal.

Cuidado Posteriores y Evolución: 

Habitualmente, se utilizan antiinflamatorios para todos los casos de sinusitis, para ayudar a reducir cualquier hinchazón o molestia asociada con la enfermedad o los procedimientos quirúrgicos. En el mejor de los casos, se utilizan un cultivo bacteriano y una prueba de sensibilidad para seleccionar un antibiótico adecuado para el lavado del seno o senos afectados. En algunos casos, también pueden estar indicados antibióticos sistémicos o medicamentos antifúngicos.

La duración de la hospitalización por una sinusitis depende de la causa subyacente de la enfermedad y oscila entre menos de un día y varios días. Es probable que deba realizarse una evaluación repetida para confirmar que la sinusitis se haya resuelto por completo. Si la causa de la sinusitis estaba relacionada con un diente, probablemente sea necesario repetir la evaluación dental.

En general, los resultados estéticos de la cirugía de senos paranasales equinos son habitualmente buenos. Es posible que sea palpable un pequeño hundimiento en el sitio quirúrgico, pero habitualmente no se nota a simple vista. Los caballos con sinusitis primaria o secundaria habitualmente tienen un pronóstico de bueno a excelente de recuperación de su rendimiento atlético/funcional después del tratamiento adecuado. Si la causa de la sinusitis se trata de forma adecuada y por completo, es poco probable que vuelva a producirse la enfermedad en el futuro.

Content Theme: 
Also known as: 
La Sinusitis en los Caballos
Enfermedad Dental
Empiema
Endoscopia (Sinoscopia)
Secreción Nasal
Enfermedad de los Senos Paranasales
Trepanación
Sinusitis