About Us    Donate    

You are here

Caballos y Animales de Granja:
Temas de Salud

Bookmark and Share

Text Size

Current Size: 100%

Uraco Permeable en Potros

Términos Asociados:

Ombligo III, Infección del Ombligo, Onfalitis

Resumen: 

El uraco es un tubo dentro del cordón umbilical a través del que la orina del potro no nacido va de la vejiga al alantoides (un saco lleno de líquido que rodea al potro no nacido). Normalmente, el uraco permeable se cierra en el momento del nacimiento y el ombligo se seca en las horas siguientes. Cuando el uraco no se cierra (uraco persistente) o se cierra y se vuelve a abrir después (uraco permeable), la orina sigue pasando a través del ombligo. La cantidad de orina que sale varía mucho, y puede ir de un goteo de vez en cuando y un ombligo húmedo a chorros completos de orina.

Manifestaciones Clínicas: 

Se ha pensado que el retorcimiento en parte del cordón umbilical en el útero o que este sea más largo que el promedio, pueden hacer que se dilate el tubo uracal y que luego no se cierre para el nacimiento. Un uraco permeable también puede producirse en las primeras semanas de vida, incluso después de que el uraco originalmente pareciera haberse sellado para el nacimiento, especialmente en potros que pasan más tiempo de lo normal tumbados; por tanto, los potros debilitados y enfermos tienen más riesgo de un uraco permeable. Este tipo de uraco permeable va acompañado en la mayoría de los casos de una infección de ombligo.

Los signos tempranos de infección pueden incluir un ombligo agrandado que duele al tacto y la salida de pus por la abertura del ombligo. Las infecciones de ombligo pueden extenderse fácilmente a través de la sangre y provocar:

  • fiebre
  • depresión
  • pérdida del apetito
  • signos de enfermedad sistémica grave, como lo son:
  • dificultad para respirar
  • cojera
  • articulaciones hinchadas

El uraco permeable también puede producirse por un gran esfuerzo del potro (p. ej., en caso de estreñimiento) o por levantar al potro por debajo del abdomen.

Diagnóstico: 

Llamar al veterinario de atención primaria para que examine al potro si:

  • se ve que sale orina por el ombligo
  • se ve/siente humedad en el ombligo o en el pelo que lo rodea
  • hay agrandamiento del ombligo

El veterinario recomendará examinar detenidamente al potro para ver si hay signos de infección generalizada. Puede hacer una ecografía del ombligo del potro o remitirlo a una clínica en la que hagan esta prueba. La ecografía ayudará a confirmar la comunicación entre la vejiga y el uraco y a detectar si hay infección, cuánto se ha extendido si la hay y qué zonas están afectadas. Es posible que se haga un análisis de sangre para descartar una infección, pero si hay una infección, puede que se hagan cultivos bacterianos del ombligo o cultivos sanguíneos para ver qué bacterias están causando la infección y decidir cuáles son los antibióticos adecuados para el potro.

Tratamiento: 

Las infecciones del ombligo pueden ser potencialmente mortales si no se toman medidas inmediatas y se deja que la infección se extienda por el torrente sanguíneo. Las decisiones de tratamiento se tomarán con el veterinario o cirujano veterinario certificado y dependerán de si el potro tiene un uraco persistente o permeable y de si hay infección o no.

Uraco persistente - sin anormalidades/infección

  • es posible que se cierre solo sin necesidad de tratamiento
  • aplicar una crema protectora alrededor del ombligo para que haya menos escaldaduras por la orina
  • puede necesitar la aplicación de un agente químico que cierre la herida a lo largo de varios días

Uraco persistente - con anomalías/infección

  • es posible que se recomiende tratamiento quirúrgico
  • un tratamiento con antibióticos puede reducir la posibilidad de que se extienda la infección

Uraco permeable

  • tratamiento con antibióticos
  • eliminación quirúrgica de las partes infectadas del ombligo (esto evita que haya otras infecciones) y cierre de la abertura entre el uraco y la vejiga

Es imposible evitar que nazca un potro con un uraco anormal. Sin embargo, para ayudar a prevenir un uraco permeable e infección del ombligo, es importante:

  • Controlar atentamente el ombligo del potro en las primeras semanas de vida, para ver cualquier signo de humedad, agrandamiento o fugas de orina.
  • Empapar el ombligo del potro con clorhexidina o una solución de yodo diluido en el momento del nacimiento y varias veces a lo largo de las 24 horas siguientes.
  • Es importante que el potro reciba el calostro adecuado, para asegurarse de que tenga la inmunidad necesaria para combatir las infecciones.
  • El veterinario puede hacerle al potro un sencillo análisis de sangre a las 24 horas de vida para asegurarse de que cuente con la inmunidad adecuada (análisis de IgG).
  • Si el potro no la tiene, puede administrarse plasma al potro para evitar infecciones en el ombligo o en cualquier otra parte de su cuerpo.

Las complicaciones leves del uraco permeable incluyen:

  • escaldaduras provocadas por la orina en la piel que rodea el ombligo
  • dermatitis (inflamación de la piel)
  • formación de un absceso local.

Las complicaciones más graves de un uraco permeable se producen porque ofrece un ambiente favorable para las infecciones bacterianas. Estas infecciones pueden extenderse por el torrente sanguíneo y provocar complicaciones que pueden ser mortales como infección de las articulaciones, neumonía y septicemia generalizada. La infección avanzada del uraco o del ombligo y que afecte a otros sistemas del cuerpo, reduce enormemente las posibilidades de supervivencia.

Otras complicaciones menos frecuentes incluyen infección de la vejiga, necrosis de las paredes de la vejiga y adherencias en el abdomen.

Cuidado Posteriores y Evolución: 

Después de la eliminación quirúrgica, el potro tendrá que quedarse en el hospital varios días para recibir tratamiento con antibióticos y para observación. Se tiene que vigilar a diario la incisión del abdomen para asegurarse de que no haya signos de infección. Cuando el potro vuelva a la granja, tendrá que estar en un establo limpio con poca actividad durante varias semanas, haciéndolo caminar sujetándolo con la mano y de forma controlada más tarde. Cuando cicatrice la incisión del abdomen, puede volver a una actividad y un ambiente normales. El cirujano veterinario dará las recomendaciones exactas sobre cómo cuidarlo después de la operación cuando le den el alta.

  • El pronóstico del uraco persistente es excelente en la mayor parte de los casos.
  • El pronóstico es bueno en casos de uraco permeable adquirido con infección de ombligo, cuando se diagnostica temprano y hay un tratamiento médico y quirúrgico inmediato.
  • La infección avanzada y la propagación de la infección a través del torrente sanguíneo reduce las posibilidades de supervivencia y el pronóstico es reservado.

La anestesia general y la cirugía implican riesgos por sí mismas, si es necesaria la eliminación del uraco y el ombligo. El cirujano veterinario explicará estos riesgos con detalle antes de operar al potro.

Content Theme: 
Also known as: 
Uraco Permeable en Potros
Ombligo III
Infección del Ombligo
Onfalitis